Historia


IMG_0005

Los trabajos para la creación del área protegida iniciaron en el año de 1996, cuando el Gobierno del Estado de Sinaloa, a través de la entonces Secretaría de Desarrollo Social, Medio Ambiente y Pesca, elaboró el Plan Estatal de Áreas Naturales Protegidas de Sinaloa, en el cual se identificaron zonas que representaban gran parte de la riqueza biológica de la entidad. Una de las cuales era la región conocida como la Meseta de Cacaxtla, ubicada en los municipios de San Ignacio y Mazatlán.

 

A pesar de ello, no fue hasta 1999 cuando Delegación Federal de la SEMARNAP en Sinaloa, en conjunto con la Universidad Autónoma de Sinaloa, elaboraron el Estudio Previo Justificativo que sustentó la declaratoria de la Meseta de Cacaxtla como Área Natural Protegida, aportando los elementos necesarios para determinar la categoría de manejo de acuerdo a la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

 

El estudio derivado, tuvo como resultado el que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y Pesca, en coordinación con el gobierno estatal, los municipios de Mazatlán y San Ignacio y los habitantes de la región, concluyeran a principios del 2000, los estudios y evaluaciones en los que se demostró que los ecosistemas de Meseta de Cacaxtla reunían los requisitos necesarios para constituirse como una Área de Protección de Flora y Fauna.

 

Fue así como el Área de Protección de Flora y Fauna Meseta de Cacaxtla se estableció mediante decreto Presidencial el día 27 de noviembre de 2000, con una superficie total de 50,862-31-25 hectáreas.